Estudiantes del posgrado en México discuten sobre la detención migratoria de familias como nueva industria del encarcelamiento

27 de mayo 2015- Estudiantes del posgrado en México se reunieron para ver y reflexionar sobre el documental <a href=”http://www.webelongtogether.org/endfamilydetention/documentary”><strong>No Sanctuary</strong></a>, que narra el regreso a la práctica de la detención de familas migrantes en los Estados Unidos. La discusión fue parte del seminario “Violencias, Géneros y Sexualidades Diversas” coordinado por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (<a href=”http://www.ciesas.edu.mx”>CIESAS</a>), en la Ciudad de México, y participarn en el panel las especialistas:
<ul>
<li>Gisele Bonnici, Coalición Internacional contra la Detención (<a href=”http://idcoalition.org/americas/”>IDC</a>)</li>
<li>Frida Espinosa Cárdenas, Instituto para las Mujeres en la Migración (<a href=”http://www.imumi.org/”>IMUMI</a>)</li>
<li>Magdalena Barros, <a href=”http://www.ciesas.edu.mx/”>CIESAS-DF</a></li>
</ul>
Los participantes tocaron temas como el proceso veloz de detención y deportación que no garantiza asistencia legal pertinente a las personas migrantes, la cuota de camas de migrantes detenidos, y la ganancia para las empresas que manejan los centros de detención.

Para Gisele Bonnici, existen dos precedentes nacionales que son importantes para considerar en los casos de detención de familias: 1) Según decisiones de la Corte Federal, el gobierno de Estados Unidos no puede usar la detención de familias para disuadir la migración; y 2) el gobierno de EE.UU. está obligado legalmente ubicar a las familias con hijos en el entorno lo menos restrictivo posible, según el acuerdo Flores contra Reno de 1997. La detención de familias violan estos precedentes legales, así como los estandares regionales e internacionales.

Además, Frida Espinosa argumentó que la migración femenina posee aristas diferentes a la masculina por estar estrechamente ligada al bienestar de los hijos. En este sentido, la Dra. Magdalena Barros agregó que la maternidad está siendo castigada, es decir, se conoce por abogados que para una mujer sin hijos que ingresó a EE.UU. irregularmente le será más sencillo salir bajo fianza y dar seguimiento a su caso, mientras que para una madre el proceso se complicará y no alcanzará su liberación bajo fianza.

Las reflexiones finales consistieron en que la región deberá trabajar para crear alternativas a la detención y evitar el encarcelamiento innecesario de familias. También es importante hacer un llamado a los Estados respetar los estandares regionales e internacionales que establecen que los niños, niñas y adolescentes nunca deben ser detenidos por motivos migratorios.

 

Leer más sobre la detención de niños y familias en los Estados Unidos <a href=”https://endchilddetention.org/es/essential_grid/united-states/”>aquí</a>