Guatemala

Guatemala es país de tránsito obligatorio dentro del corredor migratorio hacia el norte

 

Debido a que Guatemala comparte frontera con México, El Salvador y Honduras, es paso obligatorio para muchos niños, niñas y adolescentes, tanto del Triángulo Norte como de países sudamericanos y asiáticos que buscan llegar a México o Estados Unidos. Se ha estimado que alrededor de 11.6 millones de personas migrantes pasan por territorio guatemalteco en un año. Estos movimientos incluyen a niños, niñas y adolescentes que igualmente están en riesgo de ser detenidos por su situación migratoria

En 2013, 104 niños, niñas y adolescentes fueron detenidos en Guatemala por no contar con los documentos migratorios adecuados, 72 de ellos tenían entre 14 y 17 años y 32 tenían menos de 13 años. Pero no existe una política pública de atención ni un protocolo de actuación para la niñez migrante. Por ello, puede variar bastante el trato que recibe cada niño, niña y adolescente migrante que transita por Guatemala y ninguno es protegido contra la detención migratoria.

Niños, niñas y adolescentes migrantes toman varias rutas para pasar por Guatemala
Fuente: OIM. (2013). Perfil Migratorio de Guatemala 2012

 

Por lo general, los niños, niñas y adolescentes que viajan con sus padres son detenidos junto con ellos en el centro de detención migratoria llamado el “Albergue” de la Dirección General de Migración. Por su parte, los niños, niñas y adolescentes que no son acompañados pueden ser canalizados a un albergue del Servicio de Bienestar Social donde, desafortunadamente, tampoco pueden salir a su voluntad. El tiempo que permanecen encerrados también varía de días a meses, dependiendo de cada caso, con algunos niños, niñas y adolescentes detenidos por tiempo indefinido.

Así, Guatemala está siguiendo las equivocadas prácticas de gestión migratoria de México y Estados Unidos, creando una ruta de encierro a lo largo del corredor migratorio hacia el norte.

 

Video: Nota sobre la presentación del Informe regional de niñez migrante en Guatemala (junio 2015)

 

En 2014, 17,057 niños, niñas y adolescentes no acompañados de Guatemala fueron detenidos en los Estados Unidos; y el mismo año, 7,973 niños, niñas y adolescentes guatemaltecos fueron detenidos en México. Tristemente, estos números se siguen incrementando, con casi 8,000 niños niñas y adolescentes guatemaltecos detenidos en México solamente en los primeros seis meses de 2015.

 

Los niños, niñas y adolescentes migrantes extranjeros que transitan o residen en Guatemala están siendo invisibilizados y desprotegidos

 

Por diversas circunstancias tales como su situación económica, de salud o por ser víctimas de un delito, algunos niños, niñas y adolescentes no logran llegar a su destino original y se ven obligados a quedarse en Guatemala por tiempo indefinido. Allí siguen en riesgo de ser encerrados por su situación migratoria, así sea en un lugar de detención migratoria o en una institución o albergue a puertas cerradas.

Asimismo, otros niños, niñas y adolescentes, principalmente de Honduras, El Salvador y Nicaragua, migran a Guatemala con sus familiares para trabajar. Muchos se incorporan en actividades económicas agrícolas, la mayoría sin tener un permiso de trabajo debido al alto costo de los trámites. Como consecuencia, los niños, niñas y adolescentes pueden ser detenidos con sus familias o separados de sus padres y seres queridos si estos últimos terminan siendo encerrados en el centro de detención migratoria, incluso aunque lleven varios años viviendo y trabajando en Guatemala.

La falta de datos e información sobre los cientos de niños, niñas y adolescentes migrantes extranjeros en Guatemala dan cuenta de una importante y preocupante invisibilidad sobre esta situación.

 

Ser niños, niñas o adolescentes migrantes indígenas representa vulnerabilidades particulares

 

 

En Guatemala, más de la mitad de la población es indígena, y las personas que emigran del país también provienen de familias indígenas, mayoritariamente de los grupos étnicos Mam y Kiche’. La migración de la población indígena se ha incrementado en los últimos años por razones que incluyen la extrema pobreza, la violencia y la falta de oportunidades. Estas situaciones, junto con la reunificación familiar son las que han forzado a los niños, niñas y adolescentes a salir de Guatemala.

Los niños, niñas y adolescentes migrantes indígenas se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad y requieren atención especial. A menudo son víctimas de discriminación, racismo y xenofobia, que se intensifican al salir de su país. Son objetos de burla, insultos y maltrato tanto por las otras personas migrantes como por las autoridades. Es más, muchos no hablan o hablan poco el español, mucho menos el inglés, y rara vez cuentan con el apoyo de un intérprete durante los procesos migratorios. Esto significa que, al llegar a otro país, no tienen la oportunidad de contar sus historias y pedir ayuda o protección. Si están detenidos, no entienden porqué y sufren encerrados solo para ser devueltos a las mismas situaciones que les forzaron a salir de sus hogares en primer lugar. Incluso cuando son retornados a Guatemala muchos no cuentan con intérpretes para poder encontrar a sus familiares, o bien expresar cualquier temor que tuvieran de regresar con ellos.

 

Los niños, niñas y adolescentes que son regresados a Guatemala necesitan apoyo y cuidados especiales

 

En 2014, 6,344 niños, niñas y adolescentes fueron deportados a Guatemala, 6,150 de México y 194 de los Estados Unidos. En 2015, el número se ha incrementado, con 9,106 niños, niñas y adolescentes guatemaltecos que han sido retornados, 8,906 de México y 110 de los Estados Unidos, entre el 1 de enero y el 21 de septiembre.

Al llegar a Guatemala, muchos enfrentan deudas por su paso migratorio, que tienen un promedio de Q40,000 ($5,340 USD), más intereses. Pero cuando logran conseguir trabajo, solo ganan alrededor de Q500 ($67.00 USD) al mes, debido a la falta de oportunidades y la explotación laboral. Además, la carencia de recursos tanto en la familia como en la comunidad hace que tampoco tengan acceso a recursos formativos y educativos. Así, existe un gran reto de brindarles el apoyo y cuidado adecuado para su recepción y reintegración; y es una responsabilidad regional asegurar que los niños, niñas y adolescentes no están siendo regresados a situaciones donde no pueden crecer seguros y sin miedo.

 

Por ello, organizaciones de la sociedad civil en Estados Unidos y Guatemala han empezado una iniciativa para ayudar a los jóvenes a tener un retorno seguro y una vida digna en Guatemala. A través de esta iniciativa, les brindan apoyo para su reintegración, que incluye la reunificación familiar, capacitación, consejería y ayuda para identificar y acceder a oportunidades educativas.

Guatemalan Child Return and Reintegration Project. Kids in Need of Defense (KIND) y el Colectivo Vida Digna

 

Brindar apoyo y protección a los niños, niñas y adolescentes migrantes es una responsabilidad regional que nunca debe incluir la privación de su libertad


 

Aprende más

 

Detained, Deceived, and Deported: Experiences of Rencently Deported Central American Families, a report by the American Immigration Council that includes irst-hand accounts from Central American women and their family members that reveal the dangerous and bleak circumstances of life these women and their children faced upon return to their home countries, as well as serious problems in the deportation process.

 

 

Pastoral de la Movilidad Humana. (marzo 2014) ACTUALIZACION: Diagnóstico Nacional Sobre la Situación de Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes no Acompañados, en el Proceso Migratorio

 

 

Asociación Pop No’j. (agosto 2015) “La niñez indígena migrante requiere atención específica” en Derribando Muros No. 4. Boletín del Observatorio de Migración

 

 

Organización Internacional para las Migraciones. (2013). Perfil Migratorio de Guatemala 2012.

 

 

ACNUR (2014). Arrancados de Raíz: Causas que originan el desplazamiento transfronterizo de niños, niñas y adolescentes no acompañados y separados de Centroamérica y su necesidad de protección internacional.

 

 

 

Niños, niñas y adolescentes migrantes retornados: Un análisis de los contextos y las respuestas de los servicios y las políticas de protección en El Salvador, Guatemala, Honduras y México. (RELAF, Save the Children, UNICEF, 2015).

 

Evangelical Lutheran Church in America. (May 2015). Our Communities in Crisis: Root causes of migration

 

A Year After Obama Declared a “Humanitarian Situation” at the Border, Child Migration Continues. Kate Swanson, Rebecca Torres, Amy Thompson, Sarah Blue, & Óscar Misael Hernández Hernández, NACLA, August 27, 2015

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.