Líderes de la ONU no dan en el clavo para prevenir detención de niños migrantes

Los líderes del mundo deben estar a la altura de sus compromisos en materia del respeto a los derechos de la niñez

Mediante la adopción de una serie de documentos de alto nivel, 193 Estados Miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) accedieron la semana pasada a trabajar con el fin de erradicar la detención por motivos migratorios de niños, niñas y adolescentes. Sin embargo, estos mismos documentos merman peligrosamente los derechos de este grupo, pues condonan de forma implícita esta perniciosa práctica.

Quote es finLos gobiernos decidieron por unanimidad la adopción de una serie de compromisos políticos como parte de sus preparativos para la Cumbre de Alto Nivel sobre “La respuesta a los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes”.
El párrafo 2.12 de los documentos incluye una oración que señala que la detención “rara vez” beneficia a los niños, niñas y adolescentes, y que la detención se puede ejercer de tal modo que respete sus derechos humanos.

“Los expertos líderes en materia de desarrollo infantil han concluido que la detención nunca cumple con el interés superior de los niños, niñas y adolescentes”, apunta Leeanne Torpey, Coordinadora de la Campaña Global ¡Alto a la Detención de Niñ@s Migrantes!. “Incluso un periodo corto de detención puede tener efectos de largo plazo increíblemente dañinos para la salud y desarrollo del niño”.

Necesitamos que los líderes asuman sin miedo sus obligaciones en materia de derechos humanos. Esto incluye el compromiso de salvaguardar el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, independientemente de su situación migratoria. Los documentos finales más recientes en la materia incumplen este compromiso. Queda absolutamente claro que la detención de un niño, niña o adolescente por su situación migratoria o la de sus padres nunca está en el interés superior del niño,  y siempre constituye una violación a sus derechos. Cuando los Estados incumplen esta obligación internacional, son los niños, niñas y adolescentes que sufren las consecuencias.

“No cabe duda que una gran parte del público respalda la idea de erradicar la detención por motivos migratorios de niños, niñas y adolescentes, tal y como debería ser”, señala Torpey, quien a su vez hace notar que tanto la sociedad civil como un importante número de expertos de la ONU se han movilizado y expresado a favor de este importante objetivo.

 

Hoy día, ante movimientos migratorios forzados sin precedentes, los derechos de los niños, niñas y adolescentes corren peligro. Más personas que nunca en la historia se encuentran hoy en movimiento, incluyendo unas 65 millones de personas desplazadas; de estas, más de la mitad son niños, niñas y adolescentes.

 

Estos niños, niñas y adolescentes corren un riesgo cada vez mayor de ser detenidos por motivos migratorios, lo cual, según estudios, afecta de manera extremadamente negativa su salud y bienestar. A pesar de las recomendaciones de diversos expertos de las Naciones Unidas, incluyendo los del Comité de los Derechos del Niño –el cuerpo experto sobre los derechos de los niños más destacado del mundo– la detención de niños, niñas y adolescentes migrantes continuó siendo un tema contencioso en los últimos días de la negociación para la adopción de los documentos políticos finales.

 

“Vivimos un momento de importancia crítica: los líderes deben garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes refugiados y migrantes. Dada su situación de vulnerabilidad y los obstáculos que muchas veces enfrentan para alzar la voz, defender sus intereses debe ser un punto primordial en estas importantes negociaciones”, finaliza Torpey.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.